lunes, 9 de mayo de 2011

LA CUENCA DEL MISSISSIPPI

Luego de atravesar el territorio norteamericano de norte a sur, este rio desemboca en el golfo de México, donde forma uno de los mayores deltas del mundo. Sus 12.000 km² constituyen en intrincado laberinto de islas y canales, que adquirió su forma por la lenta acumulación de sedimentos depositados por el rio a lo largo de 5.000años.
El río Misisipi o Misisipí, (en inglés: Mississippi River) es un largo río situado en América del Norte que atraviesa la parte central de los Estados Unidos. Discurre entre el norte de Minnesota y el golfo de México y su curso tiene una orientación meridiana. Tiene una longitud de 3.770 km,2 y sólo uno de sus afluentes, el Misuri, es más largo en América del Norte. La longitud acumulada de estos dos cursos de agua sobrepasa los 6.800 km, y la superficie de su cuenca hidrográfica hacen del Misisipi uno de los ríos más importantes del mundo y del Misisipi-Misuri uno de los sistemas fluviales más largos del planeta.
Su nacimiento está situado en el extremo norte del lago Itasca (al norte de Minnesota),6 a 450 msnm. El río alcanza pronto los 220 metros después de las cascadas de Saint Anthony, cerca de Minneapolis y se le unen los ríos Illinois y Misuri en San Luis (Misuri) y el Ohio en Cairo (Illinois).




Lago «de herradura» (oxbow) formado de un antiguo meandro del Misisipi.
Se puede dividir el curso del río en dos partes: el Misisipi superior, desde su nacimiento hasta la confluencia con el Ohio, y el Misisipi inferior, desde el Ohio hasta su desembocadura. El río describe numerosos meandros, en particular entre Memphis (Tennessee) y el delta. La gran mayoría pertenecen a la categoría de meandros de llanura aluvial (también llamados meandros libres o divagantes), esto es, que tienen su origen en la dinámica del curso mismo se trata de meandros muy móviles que conciernen a sectores húmedos o abandonados como los «bayous» del Sur. En varios lugares, ciertos meandros se recortaron y dejaron brazos muertos denominados oxbow o «lagos en forma de herradura».



Su cuenca hidrográfica es la más grande de Norteamérica y la tercera del mundo, tras las del Amazonas y el Congo. Su superficie total es de 3.238.000 km²,] es decir un tercio del territorio de los Estados Unidos. La cuenca del Misisipi drena agua de 31 estados y es la fuente del 23% del abastecimiento de aguas superficiales públicas de los Estados Unidos. Está dividida en seis subcuencas, que corresponden a los cursos inferior y superior, así como a los principales afluentes: el Misuri (4.370 km), el Arkansas, el Ohio, etc. Finalmente, la planicie inundable del sistema fluvial mide cerca de 90.000 km². Más de 72 millones de personas viven en su cuenca, es decir, uno de cada cuatro ciudadanos de los Estados Unidos.
Drena la mayor parte de la zona comprendida entre las Montañas Rocosas y los Apalaches, salvo la zona próxima a los Grandes Lagos. Atraviesa o bordea diez estados (Minnesota, Wisconsin, Iowa, Illinois, Misuri, Kentucky, Arkansas, Tennessee, Misisipi y Luisiana) antes de desembocar en el golfo de México, 160 km río abajo de Nueva Orleans. Una gota de lluvia que caiga en el lago Itasca tarda cerca de 90 días en llegar al golfo de México.
Es un río con un caudal importante y poderosas crecidas, teniendo en cuenta la naturaleza de la cuenca que baña.13 Éstas últimas pertenecen en efecto a la zona templada y no a la zona intertropical como el Amazonas o el Congo. Estos ríos tienen un caudal muy superior al del Misisipi, por la abundancia de las precipitaciones sobre sus cuencas.
El régimen hidrológico es complejo ya que el río es alimentado por afluentes muy diferentes: el curso superior tiene un régimen pluvionival mientras que el curso inferior atraviesa una región subtropical húmeda. Recibe las aguas del Misuri incrementadas por las del deshielo de las nieves de las Montañas Rocosas en primavera. Su parte inferior es alimentada por lluvias abundantes en verano y al principio del otoño, con riesgos ciclónicos en la parte más meridional.
Por consiguiente, el caudal del Misisipi se caracteriza por grandes variaciones en función del lugar y la temporada; generalmente oscila entre 8.000 m³/s y 50.000 m³/s. En la desembocadura el caudal medio es de 18.000 m³/s, que es mucho para un río situado en la zona templada, y ocupa la sexta posición mundial por su caudal. Pero durante el período de crecidas, el caudal puede subir fácilmente a 70.000 m³/s, alcanzando incluso los 300.000 m³/s durante la crecida de 1927. El río Ohio contribuye con más de la mitad del caudal total del Misisipi (8.000 m³/s). Mencionar finalmente que su caudal medio interanual, referido a la extensión de su cuenca hidrográfica, es de 5,9 litros por segundo y por km².

El Misisipi arrastra aluvión compuesto de arenas y gravas que provienen en gran parte de Las Montañas Rocosas. Los sedimentos sólidos vertidos en el golfo de México oscilan entre 312 y 450 millones de toneladas al año. Es por causa de estos materiales el que se formen las numerosas islas y su delta. A lo largo de la mayor parte del río la pendiente es media o poco pronunciada, por lo cual los depósitos sedimentarios son relativamente importantes. Este caudal sólido es mixto, compuesto por partículas en suspensión y sedimentos del fondo. En total, en un año, el río transporta 131 millones de toneladas de materias en suspensión en el agua, dos veces menos que el Amazonas.

Cuenca del Mississippi




Principales afluentes del rio




El delta del Mississippi visto desde el espacio






El Misisipi, el Misuri y el río Illinois cerca de San Luis durante las inundaciones de 1993




La misma localizacion en Septiembre del 2002





Expansión de la zona muerta del golfo de México


Cada primavera, más de 90 millones de kilos de abonos nitrogenados, procedentes de los campos agrícolas de la cuenca del río Mississippi, entran en el golfo de México. Debido a la excesiva cantidad de nutrientes, las microplantas de este golfo crecen con frenesí, por lo que se forman alarmantes volúmenes de algas. Cuando éstas mueren y se hunden, absorben gran parte del oxígeno del agua y, como consecuencia, la mayoría de los seres vivientes no pueden subsistir por la falta de oxígeno.
El área afectada es la llamada “zona muerta”, cuya superficie es similar a la del estado de Nueva Jersey de Estados Unidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada